La ética en el tarot
Tarot estudio Barcelona. Marcos de la Osa.

Absoluta reserva:

La consulta es un acto totalmente confidencial.

Las informaciones que me puedan ser reveladas por parte de mis consultantes, no serán, de ninguna manera, divulgadas a terceras personas bajo ningún concepto.

Nunca realizo gravación de las conversaciones mantenidas con mis clientes.  Y por motivos de privacidad no permito a los consultates gravar las lecturas de tarot. 

El
 número telefónico de mis clientes no serán conservado para ningún fin comercial ni para ningúna otra actividad. Cada día se borra la memoria de mi teléfono.

No archivo ningún tipo de información referente a mis consultantes.  Para el acto adivinatorio tan sólo le solicito su nombre de pila y en alguna ocasión la fecha de nacimiento. 

No pido fotos, objetos, datos personales, direcciones, números de teléfono...

El anonimato es total. La reserva es absoluta.

Para mi la privacidad de mis clientes es primordial, sagrado. 

Nuestro carácter

En Tarot estudio Barcelona, lo que lees es exactamente lo que ofrecemos, sin sorpresas. No hay letra pequeña. Sin magias ni astucias.

Aspectos éticos

* No se asusta a los consultantes, diciéndoles que estan siendo víctimas de fenómenos paranormales, mal de ojo, fantasmas o brujería diversa con el objetivo de venderles hipotéticas soluciones al respecto.

* No se juzga a nadie por su aspecto, edad, raza, tendencia sexual, estatus económico o sociales, condiciónes diversas. El tarot es un arte adivinatorio abierto a todos.

* No manipulo la vida afectiva o personal del consultante, ni busco crear dependencia adivinatoria ni de ningún otro tipo.
El tarot aporta luz y claridad a un problema dado, aconseja y guía. En última instancia es el mismo consultante el que toma sus propias decisiones, marcandose sus objetivos y es él mismo quien valora los distintos procedimientos y  métodos para alcanzarlos.

* No hago tiradas sobre estados de salud, dolencias, enfermedades, intervenciones quirúrjicas... Si uno no se encuentra bien de salud lo más aconsejable es acudir al médico.

¿Deseas contratar tu consulta de tarot ahora?

Hazlo aquÍ

El uso adivinatorio del tarot:

Es necesario aclarar la diferencia significativa existente entre echar la fortuna y practicar la adivinación. La primera se usa con el propósito de determinar lo que va a suceder, entendiendo, a partir de esto, que el futuro esta escrito sin variación alguna, en cambio la adivinación nunca nos dice lo que sucederá, sino que nos indica que sucedería si seguimos el camino por el que estamos actualmente o si tomáramos alguna alguna vía distinta. Esta forma de leer los naipes deja espacio al libre albedrío y a la plena determinación del futuro como obra de nuestras manos y responsabilidad.

La adivinación respeta el libre albedrío y cree en la libertad del individuo. Echar la fortuna es fatalista y no deja opción alguna a la persona, arrebatándole su libertad. 

Marc de la Osa.

 .